Jornada contra Violencia Intrafamiliar y Violencia sexual en Meta.

0
98

Un total de 45 audiencias por delitos contra violencia intrafamiliar y violencia sexual, llevaron a cabo entre el 25 de febrero y el 1 de marzo de 2019, los fiscales de la Seccional Meta en audiencias concentradas contra hombres señalados como presuntos responsables de atentar contra la integridad de sus víctimas en diferentes modalidades, por hechos denunciados entre 2010 – 2018 en el departamento.

En cuanto a los delitos de violencia sexual, 18 hombres fueron imputados por delitos de acceso carnal abusivo y actos sexuales abusivos con menores de 14 años de edad.

Los hechos se habrían presentado durante varios años al interior de la casa en la que vivían los 13 menores de entre 5 y 12 años de edad, siendo la confianza que tenían con los familiares y los propios infantes la que permitió el abuso.

Según la Fiscalía, entre los responsables se encontrarían dos padrastros, dos tíos políticos, un padre biológico, un abuelo, la pareja de una abuela cuidadora de tres nietos, un inquilino, un conocido de la familia y un docente, que habría abusado de 17 alumnas a quienes amenazaba con las calificaciones.

Las capturas fueron realizadas en vía pública y establecimientos comerciales en varios municipios del Meta y en la localidad de Paratebueno (Cundinamarca) por Investigadores del CTI de la Fiscalía, con el apoyo de Militares del Batallón Carlos Albán del Ejército Nacional.

En las audiencias concentradas, los Jueces ordenaron detención intramuros contra los detenidos, que no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía.

Por su parte, los fiscales de la Unidad de Delitos contra Violencia Intrafamiliar, imputaron cargos contra 27 hombres señalados de agredir física y sicológicamente a sus esposas y compañeras permanentes, en algunos casos con sus hijos, en estado de alicoramiento, consumo de drogas y/o celos.

Por solicitud de la Fiscalía, los Juzgados Penales Municipales con función de control de garantías ordenaron medidas de protección para las víctimas, consistentes en impedir que se acerquen a ellas e incluso hablarles y así, proteger su integridad mientras los juicios en contra de sus victimarios avanzan.